Así comenzó Damasco…

Once upon a time in a faraway land… (jaja) no, así no comenzó. Vamos con la versión real.

once upon

Allá por junio de 2013, participé de un taller de Romántica, de la mano de Anabella Franco. El taller duró unas dos horas aproximadamente, y como toda reunión de mujeres, las charlas, los comentarios, las opiniones, no nos dejaron el tiempo suficiente para realizar una de las actividades programadas para ese taller: debíamos desarrollar un producción narrativa que incluyera la siguiente frase, de un libro de Linda Howard.

 “Los truenos se acercaban y un viento frio empezaba a azotar las altas copas de los árboles. Los habitantes de ese alto mundo parloteaban y buscaban refugio, a la espera del diluvio”

Por lo tanto, nos quedó como tarea pendiente para el hogar, supongo que algunos habrán cumplido la consigna, otros quizás no. Estamos donde estamos, así que evidentemente, como niña aplicada que siempre fui, yo cumplí.

El manuscrito original tenía apenas cuatro hojas, y muchos errores, pero una gran virtud, si se quiere: sembró en mí, la fantasía.

Meses pasaron, y seguía archivado en alguna carpeta del escritorio de mi computadora, hasta que un día sobre finales de año, tropecé con él, y le di una nueva oportunidad. Por supuesto la inercia duró lo que llevó, incrementar de cuatro a quince hojas la historia, sumarle algún que otro personaje, y poco más realmente. Era una especie de intención de novela en extremo resumida, que solo dejó el sabor amargo de la desilusión, por no poderla llevar a buen puerto.

Pero un día, un hermoso 06 de mayo de 2014, alguien tocó mi hombro y dijo: “Si te animas, creo que puedes”. Su voto de confianza me abrumó. Tener ganas es sencillo, hacerlo, ya es otra cosa. Mil vueltas le di, mil veces dudé. Las ganas me llamaban, el miedo me paralizaba. Hora de volver a las bases, a los propios, a los que siempre te van a decir la verdad: mi familia. Leáse por familia, ese conjunto de seres sin los cuales no podría vivir y que se forman por lazos de sangre algunos, por elección de vida otros.

¿Qué sería de mí hoy sin haber comenzado esta aventura? No lo sé con certeza, solo sé que mi mundo no estaría pintado de rosa como lo está ahora. Y aquel manuscrito corto, torpemente escrito, fue mutando poco a poco, hasta convertirse en Damasco. Mi primer novela.

Les presento la humilde portada original… (mis conocimientos gráficos son realmente escasos, iré trabajando en ello)

portada nueva damascoPor hoy es todo, solo quería compartir con ustedes, el comienzo de Damasco.

Un beso enorme!!

Jull ❤